Ale Baigorria no pierde su calle y se hace viral comiendo en carretilla: “Yo como choclo con queso”

Alejandra Baigorria ha demostrado su éxito rotundo en diversas facetas de su vida, pues se mantuvo muchos años en los realitys y ahora se luce como conductora del programa Consume Perú para emprendedores.

Sin embargo, se sabe que el fuerte de la rubia son los negocios al emprender en el mundo de la moda desde sus cortos 21 años y consolidó su marca Alejandra Baigorria. ¿Su estilo de vida ha cambiado con los años?

Alejandra Baigorria demuestra su calle y se hace viral en Tiktok

Alejandra Baigorria dejó en claro a sus seguidores que, pese a tener los lujos de los que goza ahora como lo es su mansión valorizada en casi 2 millones de soles, sigue disfrutando de lo más sencillo y aventurero de las calles de Lima.

“Soy Alejandra Baigorria y obvio que como mi choclo con queso en carretilla”, se le puede decir en el trend de la famosa red social que consiste en describir a uno mismo con características puntuales. Incluso se animó a grabarse comprando fruta en la playa a una vendedora ambulante.

Además, respecto a sus gusto por el shopping, la novia de Said Palao dejó en claro que no ha variado sus points al lucirse en el mismo Mercado Central para darse sus gustitos.

“Soy Alejandra Baigorria y obvio que compro en el Centro de Lima», expresó aludiendo que apoya a los emprendedores peruanos.

¿Alejandra Baigorria ya no se hace cargo de su marca de ropa?

Alejandra Baigorria siempre ha dejado en claro que su marca no solo es un negocio más en su vida, pues ella misma se encarga de escojer los diseños y comprar sus propias telas al tener sus propias costureras.

Incluso, pese a los años, la influencer aún continúa dedicándose al 100% a su empresa cargando ella misma la mercadería en las calles del emporio más grande de Lima.

«Soy Alejandra Baigorria y obvio que yo compro mis telas de ropa para mi marca en Gamarra (…) Soy Alejandra Bigorria y sigo cargando mis paquetes», se le oye decir mientras hace lo propio con mucho entusiasmo.