Saltar al contenido
ElNotiShow

Hombre que asesinó al abusador de su hija no irá a prisión: “Lo encaré y lo maté”

Un hombre que mató con un arma blanca al abusador de su hija de 5 años en Argentina fue condenado por homicidio, pero no irá a la cárcel. Él apuñaló a José Dagoberto López Uribe el 20 de octubre de 2019 tras enterarse de la agresión sexual.

Un jurado popular de Bahía Blanca lo condenó a tres años de prisión, una pena que podrá cumplirla desde su casa. La solicitud de la Fiscalía que buscaba verlo tras las rejas entre 8 a 25 años quedó desestimada tras la decisión de la justicia argentina.

El padre de familia contó al medio La Brújula 24 que descubrió el abuso de su hija cuando esta se quejó de un dolor en su pecho y fue con su mamá al baño, donde le contó que un hombre le había hecho daño.

Ese sujeto era José Dagoberto López Uribe, de 66 años, quien vivía en el departamento del frente de su domicilio. Ni bien escuchó el abuso, Fernando Matías Vila contó: “Agarré la moto que tenía y me fui a la casa del tipo”, dijo.

“Sinceramente, no me acuerdo mucho, me bajé de la moto y lo encaré, lo maté. Tampoco sabía que lo había matado hasta que me entregué en la comisaría. De los nervios que tenía abracé a mi esposa, no podía hablar y me temblaba todo el cuerpo. Nunca me había pasado una situación así”, añadió.

Tras entregarse a la Policía, los agentes acudieron al domicilio del abusador y lo encontraron muerto. Tres años después de aquel día, el padre dijo estar muy arrepentido de haber asesinado a López Uribe y que nunca fue su intención.

“Me arrepiento de lo que hice, porque si no hubiera ido directamente a la casa no me hubiera pasado todo esto. Hace tres años que vengo viviendo un calvario. Perdí mi trabajo y con la pandemia tampoco pude encontrar un empleo”, dijo Vila a Brújula 24.

Asimismo, el padre se refirió a la situación actual que vive su pequeña, quien no pudo seguir yendo al psicólogo porque no le alcanza el dinero que gana como albañil para pagar las consultas.

“Mi hija no sabía que estuve preso, pues pensaba que yo estaba trabajando en el penal. Todavía sigue mal. Tratamos de apoyarla en todo, pero igual no va a los cumpleaños y con los chicos del barrio tampoco se junta”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *