Lucho Cuéllar se quiebra al reconocer que abandonó a sus hijos: Siento mucho no haber estado en su niñez

Lucho Cuéllar se sinceró en una entrevista con ‘Estás en Todas’ y dio detalles desconocidos de su vida privada. Desde sus inicios en el Grupo 5 y los escándalos que protagonizó en su carrera.

De acuerdo con el cantante, trabajó arduamente con el Grupo 5 y retomó su relación con la madre de sus hijos, no obstante, terminaron separándose, pues el ritmo laboral del artista era muy intenso.

“Ella se cansó porque los viajes eran muchos, llegaba a las 8 am y salíamos a las 3 pm de viaje, otra gira de 15 días. Yo siento muchísimo no haber compartido la niñez con mis hijos, no haber pasado tiempo con ellos, de haber visto sus primeras caídas, sus primeras palabritas, me dediqué mucho al trabajo. Mi hija mayor cumple 19, mi hijo 15 y mi hija la menor 14, no pude gozar de ellos por el trabajo”, sostuvo Cuéllar.

Asimismo, habló del lado negativo de la fama, que lo llevó a perderse en el alcohol.

“Siempre he salido a tomar mis tragos con mis amigos pero cuando empecé a trabajar fuerte ya no tenía días festivos, no tenía cumpleaños, día de la madre, los cumpleaños de mis hijos, la oportunidad que tenía la tomaba a mil, lo que no hacía en un mes lo hacía en unas horas. En este trabajo y con el estilo de personas con las que trabajamos, si les dices que no lo toman a mal. A mí no me hizo daño pero sí a las personas que amaba, mi mamá fue la que más sufrió, la he visto llorar por mi culpa”, agregó.

Además, reconoció que estuvo en un centro de rehabilitación, pero los medios exageraron la noticia. “No he estado tirado en la calle, en un fumadero o andando como loco, vendiendo mis cosas… yo he sido fuerte, me he mantenido fuerte y seguiré estando fuerte”, manifestó el artista.

Por otro lado, afirmó que su relación con su hija mayor mejó pero resaltó que los padres deben ocuparse de sus hijos.

“Mi hija mayor sabe ya, ya entiende todo, he tratado de mejorar y lo sigo haciendo. Ahora tenemos una relación muy bonita. Mi hija antes no me decía ‘te amo’, ahora me dice ‘te amo’. Creo que no me lo decía por todas las cosas que sucedieron. Si en algún momento fallé, le pido disculpas. La indiferencia, haber dado prioridad a otras cosas u otras personas cuando ellos me necesitaban más. Son cosas que ya no se pueden resarcir, pero podemos ir mejorando y tratando de limpiar el camino. Uno no debe preocuparse por los hijos, debe ocuparse por los hijos”, concluyó.