Saltar al contenido
ElNotiShow

Sexo en la ducha: conoce las 6 mejores posturas para practicarlo y no caerte en el intento

Algunas veces hemos visto estas candorosas escenas de películas donde los protagonistas se entregan a la pasión sexual en la ducha, pues, al parecer, estar bajo el agua aumenta el deseo.

Es por ello que te recomendamos seis posturas sexuales que te ayudarán a realizarlo de forma en que no sufras algún accidente en el intento.

Pose de películas
Para realizar la famosa postura del sexo en la ducha se necesita fuerza y equilibrio. En esta pose la persona penetrada va a ser cargada y entrelazará sus piernas en la cintura de su pareja. De esta forma, él la sostendrá y la penetrará de manera profunda. Hay que resaltar que para que no corran peligro de caerse, el que carga debe apoyar su espalda en la pared de la ducha para tener más estabilidad.

Pose como de película. Foto: enfemenino

Estilo perrito
Si la ducha es amplia, puedes probar la pose del perrito. Los dos pueden colocarse en cuatro para que disminuya el riesgo de resbalarse en el suelo. Si estás en una bañera, esta posición es mucho más sencilla de practicar.

De perrito. Foto: enfemenino

El lobo
El lobo es una de las posiciones más fáciles y cómodas de realizar en la ducha, siempre y cuando ambos sean de tamaños parecidos, ya que deben estar de pie. El que penetra se debe colocar por detrás para iniciar los movimientos.

El lobo. Foto: enfemenino

Arrodillados
Una pose que también nos dará seguridad de que no terminaremos accidentados en la ducha es esta. Para hacerla deben colocarse frente a frente y de rodillas. La persona que va a penetrar debe mantener las piernas juntas, de forma que su pareja abra las piernas y las acoja. Los besos y abrazos en esta postura son fundamentales.

Arrodillados. Foto: enfemenino

Contra la pared
Esta posición es como la cargada, pero en este caso la espalda apoyada en la pared. Las piernas de la persona cargada deben rodear la cintura de su pareja, mientras esta la sujeta por las caderas o trasero. Como la primera pose, con esta postura se propicia la penetración profunda.

Contra la pared. Foto: enfemenino

Cruzados
En caso la ducha sea pequeña, esta postura ayudará mucho. Ambos deben arrodillar solo una de sus rodillas de forma que una de estas quede entrecruzada. Lo bueno de esta pose es que ayuda a la penetración profunda y a las caricias.

Cruzados. Foto: enfemenino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *