Sheyla Rojas: ¿Cuál es la conmovedora razón por la que Antoñito Pavón quiere estudiar esta difícil carrera?

Sheyla Rojas y Antonio Pavón se reunieron en Europa para celebrar el cumpleaños número 11 de su hijo, Antoñito, quien reside con su padre en España. En la fiesta también se hizo presente la pareja de ‘Shey Shey’ ‘Sir Winston’.

Tras la celebración, Antonio Pavón compartió detalles exclusivos en una conexión en directo con ‘América hoy’, revelando los planes futuros de su hijo y reveló cuál es la difícil carrera que Antoñito Pavón quiere estudiar.

¿Qué carrera quiere estudiar el hijo de Sheyla Rojas y Antonio Pavón?

El popular torero compartió aspectos de su vida cotidiana en España junto a Antoñito y cómo ha sido la adaptación del niño al país europeo. Pavón destacó la personalidad encantadora de su hijo, quien se ha ganado el cariño de todos en su entorno.

“Tiene una personalidad bien bonita, es muy cariñoso, muy simpático y aquí, en España, todo el mundo lo quiere, todos los compañeros de las clases, los primos. Es un chico que se hace querer mucho”, contó.

Tras ser consultado por el futuro profesional de Antoñito, Pavón contó que su hijo tiene gran interés de por la medicina. Además, reveló el conmovedor motivo por el que el pequeño optó por tan exigente profesión.

Según la expareja de Sheyla Roja, su hijo mostró gran interés por la medicina , tras enfrentar la artrogriposis múltiple congénita desde su infancia. “Como pasa bastante tiempo en los hospitales, dice que quiere ser médico para curar a los niños”, confesó.

¿Por qué Antoñito Pavón se mudó a España?

La decisión de que Antoñito se mudara a España se tomó para brindarle una vida más familiar, ya que pasaba poco tiempo con su madre debido a sus compromisos televisivos. Antonio Pavón mencionó que quería ofrecerle una vida más cercana y familiar, y la pandemia aceleró su decisión de reunirse con su hijo después de un año y cuatro meses sin verse.

En una entrevista en el podcast de Christopher Gianotti, el torero dio detalles sobre esta decisión. “Antoñito estaba siempre con su nana. Entonces, yo dije: ‘Antoñito podría estar viviendo aquí conmigo, tiene un montón de comodidades’ (…). Quería que tuviese una vida familiar, porque, aunque tuviese una bonita casa, siempre estaba con su nana”, contó.

“Es lo más grande que hay en mi vida. Era pandemia, pero igual lo recogí, y cuando me vio me pegó un abrazo increíble. Estuve un año y cuatro meses sin verlo, y la verdad es que cuando nos encontramos lloré lágrimas de sangre”, añadió.