Yiddá Eslava: “Por ahora estoy feliz, ilusionada”

Yiddá Eslava sabe que un punto final significa que es hora de comenzar un nuevo capítulo. Más allá de la artista, es un ser humano que sabe levantarse del tropezón del ayer. A propósito de estrenar la última película de “¿Ahora somos 3? Sí, Mi Amor”, ella nos abre las puertas de su lado más íntimo y habla de su ex Julián Zucchi, de su nueva pareja y hasta de fútbol.

– ¿Se cierra un ciclo con esta película?

Estoy emocionada porque para mí es la mejor película que hemos realizado con nuestra casa productora Wallaz y eso me llena de orgullo. Siento que hay una evolución en los actores, en el equipo de producción y es lindo crecer en medio de tantos profesionales. Son 200 profesionales que esperan que esto sea un éxito. Esta película nos permitió tener el lujo de trabajar al lado de Nancy Cavagnari, un ícono del humor peruano, una mujer maravillosa, inteligente, que ilumina todo.

– ¿Qué anécdotas con Nancy Cavagnari?

Ufff, es divertidísima. Estuvimos grabando un video para promocionar la película y ella decía “Síííí, mi amor, somos 3″, con voz de Bartola y todos se reían y le decían es al revés, pero ella seguía y seguía, era muy divertido.

– ¿Sentimientos encontrados porque también es el fin del vínculo con Julián Zucchi?

Sí, lógico. Con Julián, mi compañero, el padre de mis hijos, vamos a estar de la mano siempre con un solo objetivo que es crecer y hacer lo mejor para nuestra familia. Es una película llena de sentimientos yo tengo fe que le va ir muy bien, está trabajada al detalle, desde el guión con momentos muy graciosos y momentos muy sentimentales, creo que es una película completa que los va a hacer reír, hacer llorar y emocionar.

– ¿Qué opinas que algunos dicen que utilizan todo ello (su separación) para promocionar la película?

Eso viene de gente ignorante o que tiene envidia porque jamás hicieron una película. No necesitamos hacer un drama por una película.

– Fueron 11 años y nunca te casaste ¿no será ese el motivo?

Noooooo, nada qué ver, con Julián se cortó por lo sano. En mis planes no está casarme, pero si se da, no me hago líos. Yo soy de las personas que cuando cierran un ciclo, lo cierro completamente; pero uno nunca sabe qué puede pasar en el futuro.

– ¿Cambiaste la parrilla por comida norteña?

Ja, la relación no es un menú, pero ahora estoy conociendo a alguien, ojo que quede claro conociendo, porque nadie sabe lo que pasará más tarde, si él me falla o yo puedo fallar, en ese aspecto se acabó y punto. No hay marcha atrás. Por ahora te digo que estoy feliz, puedo estar ilusionada, la próxima semana me friegan, me enojo, no funciona y no funcionó. Uno tiene que seguir para adelante.

– Noto que eres “chispa”, pero también firme ¿cuál es tú verdadera forma de ser?

Soy franca, directa, sincera. Lo que más detesto es la mentira. Aquel que me engaña, ya sea pareja o amigo, lo mando al cementerio de la memoria y nunca más vuelve. Cuando estoy feliz se me nota y cuando estoy amarga también, porque para mí no hay plomo, o es blanco o negro.

– Eres deportista ¿te gusta el fútbol?

Mira, me alejé del fútbol, incluso jugaba en el Circolo Sportivo, pero al ver la violencia que lo rodea me dejó de gustar; pero cuando hay un Mundial sí lo veo y lo grito.

– ¿Y hay algún jugador que te guste o todos son “mataditos”?

“¿Mataditos?”, nada qué ver. La mayoría de jugadores son guapos, pero no estaría con nadie. Por decir, Paolo Guerrero me parece sexy, pero nada qué ver, y eso es porque no es de mi entorno, no es gente con la que yo ando en mi círculo, a mí me gustan los artistas.

– Por último, ¿la novela de tú vida tendrá un final feliz?

Claro que sí, para eso no necesitas una pareja al lado, con ver a mis hijos crecer, a mis nietos, irme de viaje o cosas así, es ya un final feliz.