Yiddá Eslava revela que papá de Julián sabía de la infidelidad de su hijo: me dijo que podía reconstruir la confianza

Yiddá Eslava nuevamente volvió a declarar para Amor y Fuego, revelando que se siente muy indignada por los comentarios del papá de Julián Zucchi.

“Voy a contar toda la verdad con lujo de detalles, porque me parece tan grosera la forma que sale no solo él, sino su papá, el abuelo de mis hijos, a mentir a nivel nacional. Yo me estaba mordiendo la lengua una vez más”, dijo indignada Yiddá Eslava.

Durante la conversación. Yiddá explicó que el papá de Julián sabe toda la verdad sobre la infidelidad que cometió su hijo en Argentina.

“Me escribió para decirme que Julián podía reconstruir la confianza”, reveló Yiddá.

Yiddá Eslava sobre infidelidad de Julián Zucchi: “creó falso Instagram para engañarme”

En la última edición de Amor y Fuego, Yiddá Eslava le reveló a Rodrigo González y Gigi Mitre que tiene pruebas de la infidelidad de Julián Zucchi, el cual sucedió el pasado 8 de agosto de 2023.

“En 11 años jamás le revisé su celular, yo tenía su clave porque había cosas de la chamba que él se olvidaba de poner en sus historias y yo ya había visto comentarios de una chica, pero ni lo revisaba. Un 8 de agosto me apagó la cámara de la casa de Argentina, dije qué raro y me respondió que la había desenchufado”, comenzó a contar Yiddá Eslava.

Luego continuó con: “ese día no me respondió el teléfono, extendió su viaje sin consultarme y me habla recién a las 2 de la madrugada en Perú y manda una foto de su amigo para que vea que estaba con él y eso me pareció rarísimo”.

Yiddá contó que, en un momento, Julián recibió un mensaje en modo efímero y al leerlo se enteró de que él creó una cuenta falsa en Instagram.

“Se creó un Instagram falso para hablar con esta chica. Por ello, después de once años chapo su celular y me bastaron tres horas (para descubrir la infidelidad). La tipa era una chica con la que se había visto de joven y pasó de todo, él mismo me lo confesó y lo tengo grabado”, detalló.

Luego de tener todas estas pruebas, Yiddá encaró a Julián y él ya no pudo negarlo. “Cuando tuve todas las pruebas en mi mano, lo encaré, lo aceptó, me pidió perdón y ahí es donde lloré 18 horas”.